Día de Hispanoamérica con don José Vicente

Día de Hispanoamérica con don José Vicente

 

 

 

 

 

Don José Vicente en una Jornada Vocacional.

 

La Iglesia celebra el domingo 6 de marzo el Día de Hispanoamérica. Una jornada para recordar especialmente a los sacerdotes españoles que han salido de sus diócesis de origen para colaborar con la Iglesia católica en Latinoamérica. En Iglesia en Plasencia hacemos un homenaje a todos esos sacerdotes con el testimonio de Monseñor Don José Vicente Conejero Gallego, Obispo de Formosa (República Argentina) natural de nuestra diócesis.

El lema de este año es Una vida compartida “Muy adecuado y oportuno; pues, está en sintonía con Por una Iglesia Sinodal: COMUNIÓN, PARTICIPACIÓN Y MISIÓN. Es el tema del próximo Sínodo de los Obispos, convocado por el Papa Francisco y al cual estamos invitados, junto con todas las Iglesias particulares del mundo, a participar. Por su puesto, que esta llamada y desafío de la Iglesia actual hunden sus raíces en el mandamiento de Jesús: Amaos los unos a los otros como yo los he amado; y a la vez, y en su oración: Que todos sean uno. La primera comunidad cristiana, según nos narra S. Lucas en el libro de Los Hechos de los Apóstoles, vivía en comunión, es decir, Compartían la vida: la oración, la Eucaristía, la enseñanza de los Apóstoles y los bienes materiales; tenían un solo corazón y una sola alma. Compartir implica: salir, conocer y escuchar a los otros, sus gozos y sus angustias, dialogar, ser solidarios, “caminar juntos”, que es lo que, en definitiva, significa sinodalidad” explicaba Moseñor Conejero Gallego.

Según don José Vicente es necesario celebrar el Día de Hispanoamérica porque “son muchos los lazos, históricos, culturales, sobre todo, religiosos y evangelizadores, que nos unen a los pueblos de América Latina y el Caribe -expresión más frecuente y común por estos lugares- con España y Portugal. Todo lo que sea y contribuya a fomentar la unidad, la concordia, la fraternidad entre los pueblos, bienvenido sea. Pues lamentablemente, ideologías, “leyendas negras” ciertos revisionismos históricos parciales… etc. no faltan tampoco.  Ya desde el Concilio Vaticano II el Espíritu Santo, agente principal de la Evangelización, viene inspirando e insistiendo en construir la fraternidad universal. El Papa Francisco actualiza esta llamada en su encíclica Fratelli tutti. En buena hora, por tanto, celebramos esta Jornada Misionera, desde hace ya muchos años, convencidos de que pueda contribuir a la unidad y a la paz entre los pueblos. Y a suscitar vocaciones misioneras”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con jóvenes sacerdotes de Formosa, en Centro Vocacional Diocesano “San José”.

 

Tras 46 años, 21 como presbítero y 25 de obispo, don José Vicente se siente agradecido y contento. “Agradezco a Dios, a mis Iglesias particulares de origen y de destino por esta Vocación Misionera que sin merecer he recibido y vivido. También estoy agradecido a los hermanos que me enviaron y acompañaron y a los que me recibieron en esta tierra. Contento y feliz de esta vocación misionera. Yo dije como Isaías: Aquí estoy, envíame a mí”.